jueves, 21 de mayo de 2009

Yaguaretés trasladados


En Argentina, tres yaguaretés que fueron trasladados al Parque Ecológico El Puma están en buen estado de salud y adaptándose a las nuevas jaulas que habitan desde el lunes por la noche. El martes por la tarde los felinos comenzaron a comer, lo que representa un buen síntoma, aunque aún están en observación, explicó Miguel Rinas, el médico veterinario responsable del operativo de traslado y titular del Parque El Puma.

El lunes 18, tres yaguaretés de entre doce y quince años, fueron trasladados desde una chacra de la zona rural de Montecarlo, conocida como Yaguaretania, hasta el centro de recría y rehabilitación del Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo, ubicado en el municipio de Candelaria.

El operativo de traslado comenzó cerca de las 12.30 del lunes y culminó pasadas las 21, cuando la hembra y dos machos fueron alojados en el Parque El Puma. El personal de Ecología y veterinarios de la Fundación Conservation Land Trust estuvieron a cargo de este operativo sin precedentes: comenzaron sedando a los tres animales, uno por vez, para después examinarlos y extraerles sangre que será analizada en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional del Litoral, en Corrientes. Los profesionales observaron el estado de salud general de los felinos, desde la cavidad bucal, el estado de las muelas, la piel y las garras. El estudio posterior culminará con la toma de placas radiográficas y otros análisis a los que serán sometidos tanto los tres que fueron trasladados a El Puma, como los otros dos que quedaron en Yaguaretania.

Los dos yaguaretés que permanecen en la chacra de la familia Waidelich también estarán monitoreados por Ecología, tanto en la cuestión médica como en el espacio donde viven, ya que las jaulas serán adecuadas para que cuenten con mayor espacio.

En cuanto a la salud de los animales trasladados, Ecología espera el resultado de los hemogramas.
“Estamos contentos porque los animales reaccionaron muy bien a la anestesia y al traslado; el martes a la tarde comenzaron a comer y eso es un buen síntoma. Si bien los seguimos monitoreando de cerca, creemos que la etapa de riesgo ya está superada”, explicó Miguel Rinas. El funcionario también dijo que ahora comienza la etapa de manejo de los felinos, mientras esperan poder mejorar el espacio para alojarlos, ya que si bien las jaulas actuales son similares a las que habitaban en Montecarlo, resultan pequeñas.

Fuente: www.misionesonline.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario